jueves, 24 de octubre de 2013

El Precio de los Minerales de Sangre.

Marcus Bleasdale es uno de los líderes a nivel mundial en fotoreportajes.
Su trabajo sobre los derechos humanos y el conflicto, cada vez  influye más en lideres y responsables de políticas en todo el mundo.
Ha trabajado en importantes revistas, ganador de numerosos premios y fue uno de los primeros fotoperiodistas en cubrir la guerra de la República Democrática del Congo. 

Durante la última década se ha dedicado a documentar sobre el tema de “Minerales de Conflicto” que se utilizan en una amplia gama de dispositivos electrónicos como cámaras, tabletas y consolas de juegos. “Yo uso la cámara para grabar las injusticias, para tratar de poner de relieve los abusos de derechos humanos y fomentar el cambio de políticas” asegura Bleasdale.

En las minas hay muchísimos niños reclutados que trabajan obligados por los militares y bajo condiciones de esclavitud. Cuando empieza la guerra, salen de las minas a luchar por la milicia para la que trabajan. En el caso de las mujeres, también trabajan bajo estas fuertes condiciones además de ser utilizadas como esclavas sexuales.

De estas minas se extrae minerales como coltan, estaño, tungsteno. Luego esos minerales se exportan ilegalmente de Congo a países vecinos como Uganda, Ruanda, Burundi y de ahí se abre camino a la costa africana donde se envía la mayor parte para las empresas de producción y fundición. Ese mineral es luego utilizado en los productos electrónicos que se crean en Asia y que nosotros compramos.

La solución para que no se sigan comercializando los minerales de esta manera  recae en el consumidor. En el 2010 se aprobó una ley para que las empresas estadounidenses que figuran públicamente sean responsables de informar si están recibiendo los minerales del Congo o sus alrededores. Empresas como Intel, Motorola, Philips han hecho un buen trabajo y algunos de ellos financian estas minas para que sean “libres de conflicto”. Pero otras compañías de productos electrónicos no han hecho nada al respecto y ahí es donde nosotros, los consumidores, tenemos que hacerles saber que estamos atentos a que se cumplan las leyes que existen para utilizar materiales de un mercao transparente y que no queremos tener en nuestras manos celulares manchados de sangre ni violaciones que sigan financiado la guerra del Congo.


En la edición de National Geographic que celebra sus "125 años", encontramos la contribución de Marcus Bleasdale con una serie de fotos captadas en duras condiciones de minas en Congo. Para ver todas las fotos visita nuestra fanpage de fb: Mujeres del Congo

2 comentarios:

  1. Muy bueno tu blog. Me sorprenden las atrocidades que actualmente están cometiendo se en el Congo. Muchas gracias por difundir. Saludos desde Chile

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras! No se porque tu comentario estaba pendiente por aprobación (opción que tengo desactivada) y por eso no lo habia leido, pero enhorabuena! gracias!

      Eliminar