viernes, 9 de diciembre de 2011

Masika Katsuva, inspiradora!

Pareciera que a medida que pasan los años y continua la guerra, los violadores en la Republica Democrática del Congo encuentran nuevas e inimaginables formas de violar a las mujeres.
La historia de esta mujer es inspiradora pero también tiene tiene una fuerte carga de tristeza, pero sobretodo ofrece una respuesta a muchas otras mujeres con experiencias similares y abre un camino de esperanza.
Masika Katsuva es una mujer educada que crió a sus cuatro hijas y fue la esposa de un exitoso hombre de negocios, que viajaba con regularidad a Dubái y Shanghai hasta finales de 1999 que soldados de los tutsis de Ruanda irrumpieron en la casa de la familia.
-Advierto que la historia es escalofriante- Al entrar los soldados, primero saquearon todo lo que podían cargar y después volvieron para torturar a su marido; le abrieron el estomago aun estando vivo y al fin le causaron la muerte cortandole el corazón, seguido de sus extremidades y a Masika la obligaron a comer algunas de estas partes. Después la tumbaron encima de los restos del cadáver de su marido y ahí la violaron (contó hasta 12 hombres). También violaron a dos de sus hijas, Raquel y Yvette, que tenían 15 y 13 años de edad, quienes concibieron hijos de esa violación. La familia de su marido las abandono y las dejo en la miseria porque ella se negó a casarse con su cuñado, así que decidió llevarse a sus hijas y sus nietos a un pueblo comercial a la orilla del lago Kivu, para tratar de reconstruir sus vidas. En enero de 2009 fue violada nuevamente cuando auxiliaba a otra mujer que también había sido violada.

Sin embargo después de esta tragedia ella ha dedicado los últimos 10 años a crear y mantener un "Centro de Mujeres" en el que ha ayudado a más de 6.000 víctimas de violación a rehacer sus vidas, proporcionándoles cuidados prácticos, médicos y psicológicos. Actualmente la señora Katsuva, tiene 41 años y ha creado una comunidad en un área que no es atacada regularmente, donde se le proporciona apoyo a cualquiera que lo desee. Utiliza una granja para reunirlas y ese campo es su esperanza, su tratamiento y su fuente de alimento e ingresos. Aunque ni ella tiene ninguna manera de explicar la brutalidad que reina en Congo, confiesa "aquí las mujeres se han convertido en armas de guerra en el Congo, ya no somos seres humanos."

Con el gobierno central no se puede proteger a ciudadanos ni cuidar a las víctimas de violación y aunque muchos médicos, abogados, activistas y sobrevivientes han puesto en marcha programas para hacer frente al flagelo de la violación y la tortura sexual, ellos trabajan en ciudades capitales de Kivu Norte y Sur, pero también hay que tocar profundamente en las comunidades rurales, caminos de tierra, maleza, para ofrecer a las víctimas primeros auxilios y transporte a los hospitales,  por eso los esfuerzos como el de la señora Katsuva están llenando un vacío desesperado!

Masika se ha convertido en una figura maternal para las mujeres y sus hijos, resultado de la violación, y conforme cultivan, cuidan y finalmente venden sus cosechas. Ella trata de soñar con un futuro mejor, asesoran a los hombres diciéndoles que no abandonen a sus esposas maltratadas y se queden con ellas porque no es su culpa (compasión); pero también es realista, quisiera que sus mujeres sean capaces de dejar de hacer trabajo manual en los campos y aprender habilidades como la costura, pero para que eso suceda sabe que la violación tiene que parar y no cree que termine por ahora.

http://masikarebeca.wordpress.com/blog/

Leer también:
¿Pourquoi? (¿Por qué?) Con Caddy Adzuba
Testimonios de Mujeres Valientes del Congo
Testimonios de las victimas

jueves, 9 de junio de 2011

48 Violaciones cada hora en Congo

Científicos estadounidenses publicaron un estudio que estima que el número de víctimas de violación en la República Democrática del Congo equivale 1.152 violaciones diarias, osea 48 violaciones cada hora. El mayor índice de violencia sexual del mundo. No en vano el país africano del Congo es llamado "El Peor Lugar En La Tierra Para Ser Mujer". 

Esto no es un rumor, es una realidad demostrada en cifras y basadas en estudios, donde se encontro que 400.00 mujeres (entre 15 y 49 años) fueron violadas en un periodo de 12 meses entre 2006-2007, una cifra inesperada teniendo en cuenta que la ONU habia estimado solo 16.000 violaciones ese año.

Congo, una nación de casi 70 millones de personas (que es igual al tamaño de Europa occidental) se ha visto afectada por décadas de guerra, pero los ultimos 15 años sin duda han sido llos más dificiles para el país Africano. Sus extensos bosques están plagados de las milicias que han utilizado la violación sistemática para destruir las comunidades.

Una mujer en congo tiene 58 veces más probabilidades de ser violada que una mujer en Estados Unidos, donde la tasa anual es de 0,5 por cada 1.000 mujeres. La mayor frecuencia de violación en Congo fue encontrado en el norte de Kivu. 
Los resultados, publicados en American Journal of Public Health, fueron extrapolados de una encuesta realizada a 10.000 mujeres entre los 15 y 49 años, en el 2007. La investigación concluye que la violencia sexual se extendió más allá de las zonas en conflicto en el este del país. La violencia sexual contra las mujeres en la RDC es peor de lo que se pensaba, 26 veces más que las 16.000 mujeres que la ONU ha reportado como violadas durante doce meses. Sin embargo, un portavoz del gobierno dice que el aumento en la cifra se debe más a una mejor manera de documentar el crimen que a la violencia. (en lo que estoy de acuerdo).

Por su parte Amber Peterman, principal autora del estudio declaró "Nuestros resultados confirman que los cálculos previos de violación y abuso sexual son severas subestimaciones de la verdadera prevalencia de la violencia sexual que ocurre en la RDC... Incluso estas nuevas y más elevadas cifras representan una estimación conservadora de la verdadera prevalencia de la violencia sexual debido a la crónica falta de denuncias por el estigma, la vergüenza, la impunidad percibida y la exclusión de las menores y las mayores, así como los hombres", agregó.

El estudio no incluyó la violencia sexual contra niñas menores de 15 años o mujeres mayores de 49 ni tampoco la violencia sexual contra niños y hombres. Asi que es de esperarse que la verdadera cifra es muchísima más alarmante.

Sin Limites: La Violencia Sexual contra Mujeres y Hombres


Aunque las principales víctimas de la violación son mujeres y niñas, al menos 6% de hombres y niños han sido violados; esta minoría no suele identificarse y recibe poca atención o protección. Si a muchas mujeres les cuesta informar sobre abusos sexuales, los varones definitivamente están menos dispuestos. El miedo a la estigmatización, así como la falta de atención y protección legal les impiden hacerlo. 
En un artículo anterior escribí por primera vez sobre este tema: http://mujeresdelcongo.blogspot.com/2010/08/nins-mujeres-y-hombres-violados-en.html

En las clínicas de MSF (Médicos Sin Fronteras) en Ituri (RDC), hombres víctimas de violaciones declararon haber sido obligados a tener relaciones sexuales con mujeres guerrilleras o guardianas mientras estaban detenidos. La mayoría de estas agresiones se cometieron en público para mayor humillación. Otro testimonio de un joven de 24 años fue: “De pronto vimos a 32 soldados que llevaban uniformes del ejército y rifles. Nos trataron como a sirvientas, obligándonos a hacer tareas domésticas. Todo el tiempo estábamos vigilados y custodiados por hombres armados. Cada vez que nos llevaban a la fuente, nos obligaban a lavarnos y después nos violaban. Me violaron dos personas. A los cuatro días logré escapar. Estoy preocupado, pero ni siquiera le he contado a mi mujer lo que me paso”.
Otra forma específica de los abusos sexuales a hombres consiste en obligarles a violar a miembros de su familia (conocido como incesto forzado) en la que tanto el agresor como la víctima sufren la violencia.

En Congo no se incluyen las víctimas masculinas en sus definiciones legales de violencia sexual. Sin embargo en Masisi (RDC), apróximadamente un 6% de las víctimas de violaciones que acuden a las clínicas son varones. Estos hombres también se encuentran con una falta de recursos específicos en los servicios de atención, y al no verse representados en folletos, carteles u otros materiales divulgativos, su temor al aislamiento aumenta y ello les hace desistir de buscar ayuda.


Leer también:
"También existen casos de hombres violados en Congo" http://bit.ly/1nFjg2E

martes, 17 de mayo de 2011

Un tema de salud y sobreviviencia !

La organización humanitaria Médicos Sin Fronteras (MSF) informó que más de un tercio de los 7.400 casos de violación que atendieron sus voluntarios en el hospital Bon Marché de Bunia, capital del conflictivo distrito congolés de Ituri, se registraron en los últimos 18 meses.

Por ejemplo en el hospital Panzi de Bukavu, deben atender alrededor de 10 mujeres por día. Algunas necesitan cirugía mayor a causa de las heridas recibidas durante la violación.

También está el problema de la supervivencia... "Algunas de las víctimas necesitan tratamiento durante uno o más años", dijo a IPS Christophe Illemassene, de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU. "Por ejemplo, en el hospital Panzi algunas pacientes han estado internadas hasta tres años, durante los cuales debieron pasar por varias cirugías. Allí les dan comida y ropa gratis, pero muy pocas organizaciones hacen esto. ¿Cómo puede una mujer que necesita un tratamiento tan prolongado sobrevivir sin comida?".

Además, luego de recibir asistencia médica, psicológica y social, las mujeres deben retornar a sus aldeas, donde frecuentemente son rechazadas y estigmatizadas, algunas son violadas nuevamente y el círculo vicioso continúa! Hace falta ofrecer no sólo atención médica, sino sistemas de apoyo para estas mujeres que tratan desesperadamente de sobrevivir por su cuenta.
Por otra parte, no hay suficientes hospitales y profesionales para brindar el tratamiento necesario.

En Panzi, seis médicos están recibiendo entrenamiento para mejorar su capacitación y se planea incorporar 100 nuevas camas, pero aun asi es complejo y difícil y hay que ser realistas, se deben desarrollar sólidos mecanismos internacionales que envíen un mensaje claro acerca de que estos actos no serán tolerados. Siempre habrá guerras, pero también existen reglas de la guerra.


Leer tanbién:
"El doctor Mukwege y el hospital de Panzi" http://bit.ly/W8h9do

viernes, 14 de enero de 2011

La noche de año nuevo...

La noche de año nuevo no fue la esperada para muchas mujeres en la RDC, pues se supo que al menos 33 mujeres fueron violadas ese día en el pequeño poblado en Kivu Sur.
Cada una de las mujeres fueron violadas por al menos cuatro hombres, algunas las ataron con cuerdas, otras fueron golpeadas con las armas hasta quedar inconscientes antes de ser atacadas, después las violaron a todas y a muchas frente a sus hijos. Mientras esto sucedía, las casas y comercios fueron saqueados.
Esto se supo gracias a un comunicado de la organización Medico Sin Fronteras.
Como resultado, la gente está huyendo de la zona por miedo a futuros ataques, lo cual explica perfectamente el intro. de este blog donde dice "La Violación En La Republica Democrática Del Congo, Es Usada Como Arma De Guerra".

Según la ONU, los ataques tuvieron lugar en las regiones del país donde los grupos rebeldes armados se trasladaron a las zonas consideradas pro-gobierno, pero carentes de la protección del ejército o la policía. Un informe preliminar de la ONU publicado en septiembre confirmó la violación de al menos 303 civiles, la mayoría mujeres, niñas y niños, entre el 30 de julio y 2 de agosto en Walikale en la provincia de Kivu norte.
Claramente las fuerzas de seguridad congoleñas no han detenido estos actos.