sábado, 18 de diciembre de 2010

"Repudiadas por sus familias y aldeas, expulsadas de su entorno, muchas acaban siendo esclavas sexuales de los grupos armados, y ante esta perspectiva la mayoría prefiere no denunciar, por lo que no existen cifras oficiales de las mujeres y niñas que han sido víctimas de violaciones en el este de la RDC, un lugar donde campa a sus anchas la impunidad y la aceptación social de esta aberración", MAV.

domingo, 12 de diciembre de 2010

EMERGENCIA: Más de 200 Víctimas Mortales por Poliomielitis en el Congo

Dicen que los países pobres son los que más sufren, y aunque la República Democrática del Congo sea un país rico en minerales, tiene una población que vive en condiciones extremas de pobreza, que a diario lidia con la violencia y las violaciones a sus mujeres.

Pero si, definitivamente esta noticia afirma lo dicho al principio, porque además de su perenne tragedia, actualmente atraviesan un severo brote de poliomielitis que apareció hace 10 semanas y ya ha cobrado más de 200 vidas, en su mayoría jóvenes entre 15 y 29 años. La situación es peligrosa porque la población no está preparada para afrontarla. La enfermedad ya había causado parálisis en más de 324 personas, según un comunicado de la agencia de Naciones Unidas para la infancia (UNICEF) y se está extendiendo rápidamente, ya que de los 146 casos fallecidos reportados el 23 de noviembre, hoy 12 de diciembre del 2010 aumentaron a más de 200.

Según Martin Dawes, un portavoz de la organización, la RDC se ha visto afectada por un brote inusualmente violento de la enfermedad que empezó el pasado octubre y que se extendió con rapidez, afectando particularmente a hombres jóvenes. Según los Centros para el Control de Enfermedades con sede en Atlanta (EE.UU) a donde se enviaron muestras para su análisis, la epidemia es de la cepa virulenta del virus de la poliomielitis tipo 1.

Ya se inició una campaña masiva de emergencia para vacunar y llegar a 3 millones de personas de todas las edades; la campaña abarca Congo y sus fronteras con Angola: "Se sabe que el brote se origina de una cepa de la India, que se extendió en Angola y de ahí pasó al Congo, acentuándose en la zona costera, principalmente en la ciudad de Pointe Noire (la capital económica del país). Por lo general, la polio ataca a niños pequeños y puede causarles parálisis e incluso la muerte si no se la trata a tiempo, sin embargo en esta oportunidad la tasa de mortalidad es mucho más alta en adultos que en niños, según se ha visto reflejado en un 50% de decesos de los casos registrados", declaro Oliver Rosenbauer, portavoz de OMS.

Un residente de Pointe Noire contó su experiencia: "Mi padre de 45 años de edad contrajo la polio, pero los médicos no querían acercarse a él, por temor a que ellos mismos podrían estar infectados. Eso me sorprendió", dijo Hermane Bouity. Su padre murió varios días después que fue admitido en el Hospital Adolfo Cissé en Pointe-Noire.

Por su parte, la Federación Internacional de Sociedades Nacionales de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR) hizo este martes un llamamiento preliminar de emergencia de unos 1,5 millones de francos suizos (1,1 millones de euros) para responder al brote de poliovirus silvestre en la República del Congo. Con este llamamiento, la FICR pretende ayudar a la Cruz Roja Congoleña para asistir a unos cuatro millones de personas en los próximos seis meses. 

* La OMS, Unicef, Rotary International y el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos vienen trabajando en conjunto desde 1988 para poder erradicar este mal*.

martes, 26 de octubre de 2010

Miles de mujeres marcharon para denunciar violaciones en RDC

Miles de mujeres se concentraron en la ciudad de Bukavu, en el este de la República Democrática del Congo (RDC), para exigir el final de la ola de violaciones en masa cometidas por grupos armados que operan en esta zona del país africano.
La manifestación fué promovida por la organización feminista internacional "Marcha Mundial de las Mujeres" (MMM) y contó con el apoyo de la primera dama Olive Lembe Kabila, (esposa del presidente del país, Joseph Kabila) quien marcho al frente de las mujeres a través del poblado de Bukavu. A esta marcha se unieron mundialmente mujeres de 43 países más. “No a la violación como arma de guerra” o “No al terrorismo sexual”, fueron los llamamientos de las pancartas que llevaron las manifestantes. Una de las doctoras del hospital de Bukavu donde reciben atención las víctimas de violación, que también marcho, dió algunas declaraciones para medios internacionales “Hay que luchar contra la impunidad, que los autores de las violaciones sean castigados para que la mujer recobre su dignidad… y a pesar de lo que sufren, las mujeres congolesas son fuertes y son capaces de revelarse”.

En cada nuevo post doy cifras de violaciones, pero los últimos números sobre muertes y desplazamientos, es que desde septiembre de 2008 el llamado Ejército de Resistencia del Señor, asentado en Uganda, ha asesinado a más de dos mil personas, secuestrado a 2.500 y provocado el desplazamiento de otras 400.000 dentro del RDC y hacia Sudán y la República Centroafricana. Según la ONU, 17.000 mujeres fueron violadas en el este de la RDC solo en el 2009, casi el 12% más que el año anterior y del 30 de julio hasta el 2 de agosto se reportaron 303 mujeres que fueron violadas en 13 localidades cercanas.

El principal enviado de la ONU al país también dijo que más de 15.000 personas fueron violadas en el este del Congo el año pasado. Sin embargo, indicó que es imposible para los 18.000 cascos azules de la ONU proteger a todos en esa zona enorme donde operan grupos armados. Otro funcionario de la ONU dijo que la mayoría de ataques fueron cometidos "por hombres en uniforme". Con respecto a estas acusaciones, el ministro del Defensa del Congo negó que soldados hubieran participado en las violaciones, pero el ministro de Justica indicó que los tribunales han condenado a varios miembros del ejército, incluido un general (entonces?). Por su parte la vice-comisaria de los Derechos Humanos de la ONU, con sede en Ginebra, Kyung-wha Kang, recordó que entre los culpables hay altos mandos del Ejército y señaló que en este tipo de crímenes hay implicados miembros de las fuerza de paz de la propia ONU en la región “La ley congoleña estipula una pena no inferior a cinco años de cárcel para los violadores, sin embargo, casi ninguno va a prisión o, si lo hacen, se escapa” dijo Kang.

miércoles, 1 de septiembre de 2010

242 violaciones en un ataque que duro 4 días.

Autoridades de las Naciones Unidas informaron que el pasado mes de agosto, dos grupos armados irrumpieron en una villa de la provincia de Kivu del Norte en la República Democrática del Congo (Villa de Bunangiri), donde violaron reiteradamente a más de un centenar de mujeres en un ataque que duro varias noches.

Al principio convencieron a los pobladores de no huir tras indicarles que sólo estaban ahí para encontrar alimentos. Sin embargo, por la noche, otro grupo de hombres armados llegó a la zona y así comenzó el ataque de cuatro días registrados (del 20-07 al 04-08) en el que violaron a mas de 242 personas de la aldea.

En un principio, la cifra de víctimas se había establecido en 150, y de hecho mi primer post tenía esa cifra en el titulo, pero la organización International Medical Corps (IMC) que actualmente le está dando tratamiento médico y psicológico a las mujeres violadas, se enteró en conversaciones con habitantes de los pueblos de la región de Walikale de que fueron muchas más las mujeres abusadas y señalo que cada mujer fue atacada por dos o más hombres armados y frente a sus esposos e hijos.

Los sobrevivientes dijeron que sus atacantes son guerrilleros congoleños de la milicia de Mai-Mai y de las Fuerzas Democráticas para la Liberación de Ruanda (FDLR), encabezado por responsables del genocidio ruandés que huyeron en 1994 al otro lado de la frontera y que desde entonces aterrorizan a la población del este del Congo. El grupo rebelde ruandés ha rechazado las informaciones en ese sentido (de esperarse…)

Como si esto fuese poco, la representante especial de Naciones Unidas para los niños en situación de conflicto, Radhika Coomaraswamy, informó de 28 (VEINTIOCHO) agresiones sexuales contra jóvenes con edad entre 12 y 17 años. y falto incluir en el comunicado (por falta de evidencias) los casos de cuatro bebés (masculinos) que según trabajadores locales de asistencia, figuraban entre las 242 personas violadas.

Radhika le pidio al gobierno del Congo que persiga a los responsables y le advirtió a los dirigentes de los grupos rebeldes que podrían afrontar un juicio en la Corte Penal Internacional debido a que la violencia sexual, generalizada y sistémica, puede constituir crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad. El problema es ver si realmente lleguen a ser atrapados y enjuiciados.

Dada la gravedad de la situación, el máximo responsable de la ONU ha decidido enviar a la RDC al secretario general adjunto del organismo para Operaciones de Paz, Atul Khare. Mientras que el secretario general de la ONU Ban Ki-moon, expresó su indignación "Este es un nuevo ejemplo de la gravedad de los índices de violencia sexual e inseguridad que siguen afectando a la RDC".
Ante las críticas de algunas ONG hacia la actuación de los "cascos azules" en este caso, Nesirky insistió en que los soldados de la ONU esta vez respondieron inmediatamente tuvieron conocimiento de la situación y reportaron que los rebeldes habían bloqueado la vía cercana al pueblo para evitar que los residentes huyeran y dieran la voz de alarma, y agrego "Es una área muy grande, en la que hay un número limitado de solados de paz, que patrullan pero no pueden estar en todas partes al mismo tiempo".

Tambien hubieron informes sobre la violación de otras ocho personas, en los mismos días, las cuales recibieron atención en el poblado de Rubonga. Al menos 27 violaciones fueron registradas en otras localidades del este del país, ocurridas en agosto y más de 8.000 (OCHO MIL) mujeres fueron víctimas de violaciones el año pasado sólo en las provincias congoleñas de Kivu Norte y Kivu Sur, en las que hay todavía una fuerte presencia de grupos armados.

Re-escribiendo este articulo me ha quedado atónita, pensando en que es inconcebible la idea de que actualmente exista un lugar en el planeta tierra donde ocurren a diario este tipo de masacres, de violaciones masivas e inhumanas, y que ha medida que pasa el tiempo siguen aumentando, porque aunque las ONG y los gobiernos esten al tanto, nadie ha podido detener esta plaga!

martes, 31 de agosto de 2010

Incendio en un Centro de Ayuda de Bukavu

El Pasado domingo 22 de agosto, se incendio el centro “Olame” de la Arquidiócesis local en Bukavu, capital de Kivu del Sur (al este de la RDC) y ha quedado destruido gran parte de la sede y todos sus cultivos de maíz, sorgo y soya, los cuales eran utilizados para la preparación de harinas destinadas a la alimentación de muchos niños. Al parecer el incendio fue provocado por causas naturales, sin embargo las Misioneras Javerianas, ha hecho saber que recomenzaran desde cero y reconstruirán todo.

El centro Olame, fue fundado en 1959 y es dirigido por la Sra. Mathilde Muhindo, quien trabaja a favor de todas las mujeres de la Arquidiócesis, no sólo de aquellas que viven en Bukavu, sino también de las que viven en las aldeas. El centro se ocupa de la formación de niñas y mujeres, en particular a aquellas que no han podido ir a la escuela, realizando actividades de alfabetización y educación básica. Además de ofrecer ayuda a las mujeres víctimas de violaciones, “Alrededor de 200 mujeres y chicas reciben asistencia psicológica, ofreciéndoles un servicio de escucha y acompañamiento que puede durar años” comenta la Hermana Delia.

lunes, 9 de agosto de 2010

También existen casos de hombres Violados en RDC

El conflicto en Congo ha tomado un nuevo giro y existen informes recientes de hombres también víctimas de violencia sexual, mientras que las acusaciones de violación por parte de tropas, siguen creciendo (tema más detallado en el artículo anterior).

Las estadísticas sobre la violación masculina es muy limitada, ya que los hombres son más reacios que las mujeres a presentarse. Por eso un reciente estudio realizado por científicos estadounidenses en la población del este del Congo desafía la imagen tradicional de la violencia sexual perpetrada por hombres contra las mujeres. De acuerdo con un documento publicado en el Journal of American Medical Association (JAMA) el 4 de agosto 2010, los resultados de su última investigación confirman el uso generalizado de la violencia sexual contra civiles - incluyendo los hombres - Casi el 40% de las mujeres y 22% de los hombres encuestados declararon haber sufrido asalto sexual, sobre todo la violación.

Los investigadores fueron puerta a puerta para entrevistar aproximadamente un total de 1.000 habitantes en el norte y sur de Kivu y en Ituri en marzo pasado. La encuesta también develo que las necesidades de asistencia a un hombre violado, son muy diferentes a los de las mujeres, especialmente necesitan ayuda psicológica. Se encontró altos niveles de depresión y otros tipos de enfermedades mentales entre los sobrevivientes de asalto sexual. El autor del estudio, Lynn Lawry (un experto humanitario en la División Internacional de Salud del Departamento de Defensa de EE.UU) dijo: "Si usted ha sufrido violencia sexual, su riesgo de trastornos de salud mental es aproximadamente el doble de tasa de la población".
Por su parte Ciarán Donnelly, quien dirige la ONG con sede Comité Internacional de Rescate (IRC) en la RDC, dijo "el alto nivel de violencia sexual en el Congo y el impacto inaceptable sobre la población civil, en particular las mujeres y las niñas, crea una necesidad de mayor de atención a la salud y a la salud mental en particular".

domingo, 25 de abril de 2010

ONU tambien responsables de violaciones en Congo

"Now, The World Is Without Me" o "Ahora ya no soy más de este mundo” es el último estudio exhaustivo sobre la violencia sexual en el este de la República Democrática del Congo realizado por Harvard Humanitarian Initiative con el apoyo de Oxfam America, donde se analizaron datos de 4,311 mujeres víctimas de violación que fueron tratadas en el Hospital Panzi.

De acuerdo a la disponibilidad y la severidad del trauma de las pacientes, los testimonios son recopilados y archivados en una oficina administrativa del hospital, junto con el expediente clínico. Ninguno de estos archivos se habían analizado hasta que desde el 2007 - 2009 se repasaron 4.311 expedientes.
El análisis de estos archivos, reveló un aumento alarmante de los autores de la violación civil. Aunque muchos de los violadores fueron soldados o milicianos, existe un alto porcentaje de violaciones perpetuadas por militares de MONUSCO (ONU en Congo), además que el número de agresiones cometidas por estos ha aumentado un 37% entre 2004 y 2008.

El secretario general adjunto de la ONU para Operaciones de Paz, Alain Le Roy, anunció hace un mes que propondría al Consejo de Seguridad el retiro de 2.000 efectivos y que era un planteamiento que respondía a una petición presentada por el gobierno de ese país y no dió mas explicaciones.
Pero ahora Oxfam ha publicado este informe días antes de la visita de una delegación del Consejo de Seguridad de la ONU y se está reflexionando sobre la posible finalización de la misión de paz en el este de Congo.

El 60% de los casos analizados, fueron mujeres violadas por grupos de hombres armados y más de la mitad ocurrieron durante la noche, dentro de su propia vivienda y en presencia del esposo y los hijos. También se reportaron casos de esclavitud sexual, en un 12% de los casos estudiados y algunas fueron mantenidas como rehenes durante años.

El otro grave problema que se señala en este informe, trata del difícil acceso a la ayuda médica, pues la mayoría de las victimas viven en zonas rurales y no pueden hacer el viaje hasta el Hospital de Panzi (en el sur de la provincia de Kivu) debido a las condiciones físicas después de la brutales violaciones y mueren a causa de las complicaciones y falta de atención médica. Solamente un 12% de las mujeres buscan la ayuda dentro del primer mes después de la agresión, el resto se presentan en un año y algunas hasta después de tres años. También cabe acotar que de todas las mujeres que llegan al hospital de Panzi, solo el 1% de las mujeres son acompañadas por sus esposos, un 9% han sido abandonadas por su pareja y una de cada tres llega caminando sola hasta el hospital.

Por esta causa, Harvard Humanitarian Initiative y Oxfam, hacen un llamado para que el gobierno congolés junto con los países donantes ricos, aumenten radicalmente los servicios médicos disponibles, sobre todo en las zonas rurales. Toda mujer debería tener acceso al tratamiento que necesita.

sábado, 24 de abril de 2010

EMERGENCIA Alarmante Tasa de Hambruna Extrema y Desnutrición Aguda

El Programa Mundial de Alimentos de Naciones Unidas (PMA) dio a conocer la alarmante tasa de desnutrición que viven las mujeres y los niños en la RDC. La encuesta fue llevada a cabo por el ministerio de salud Congoleño, apoyado por el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y el PMA. El sondeo se llevo a cabo en 5 provincias congoleñas y según los datos recolectados, en varias zonas existe un altísimo índice de desnutrición prevaleciente, que supera los límites marcados y requiere intervención médica.

Para hablar de cifras concretas, alrededor de 1,5 millones de mujeres embarazadas y unos 530.000 menores de cinco años hacen frente a una hambruna extrema, mientras que la tasa nacional de desnutrición grave alcanza al 10% de la población y la de desnutrición aguda supera el 15% en algunas provincias.

Como causas se apunta a la falta de un sistema sanitario adecuado, y el mal suministro de agua potable y de alimentos, pero aunque las causas son muchas y varían según el lugar, hay elementos comunes básicos como la falta de acceso a servicios de salud y agua potable, además de la mala calidad y escasez de alimentos, y la carencia de herramientas e insumos para la agricultura.

El PMA agregó que estos factores se han agravado por los incesantes conflictos locales, los altos precios de la comida y la crisis financiera mundial, que ha golpeado a la industria minera del oeste y sureste del país.

miércoles, 24 de marzo de 2010

Aumentan las amenazas de muerte a los defensores de los derechos humanos en RDC

Amnistía Internacional ha reportado que el abuso de derechos humanos está aumentando en la República Democrática del Congo y hablaron de las experiencias de ocho defensores que han sido detenidos arbitrariamente, hostigados y sometidos a amenazas de muerte. Se cree que esto podría estar relacionado con la próxima elección presidencial 2011, donde el gobierno parece estar decidido a sofocar cualquier tipo de crítica independiente o de supervisión sobre la situación de los derechos humanos en el país.

El investigador Andrew Philip habló del aumento de violaciones de derechos humanos entre 2009 y 2010, y dice que puede empeorar: "Los activistas y defensores de los derechos humanos han sido objetivo de fuertes amenazas de muerte, vía mensajes de texto donde les dicen que deben tener cuidado acerca de sus actividades para no perturbar el orden público”. El reporte también especifico que muchas de las torturas y malos tratos tienen lugar en las instalaciones de detención de Congo's National Intelligence Agency.

Otra reciente amenaza la recibió Adzuba (la mujer que gano el premio internacional libertad de prensa 2010). En una reciente rueda de prensa dijo: “Lo de las amenazas me lo esperaba. Cualquier periodista de un país en guerra sabe que no puede tocar ciertos temas, pero asumí el riesgo porque creía que era fuerte, pero cuando ves que la muerte se aproxima, que toca a tus colegas... entonces entiendes que estás metido en algo mucho más serio y te planteas si seguir o quedarte con la boca cerrada”. Sin embargo a Caddy Adzuba la esperanza de que se ponga fin a esta situación es lo que le da fuerzas y siente que es su deber seguir hablando para sensibilizar a quien la quiera escuchar.

Por su parte el gobierno no reconoce el respeto de los derechos humanos y se limitan a decir que el informe de Amnistía Internacional es exagerado.

martes, 2 de marzo de 2010

Del Congo con Amor / From Congo with Love

Desde el pasado 11 de febrero en la plaza del Teatro Nacional South Bank (Londres) se estreno una nueva exposición titulada “From Congo with Love", en colaboración con la organización humanitaria Oxfam y el reconocido fotógrafo John Rankin.

El fotógrafo y su equipo, viajaron a una de las zonas de guerra más mortíferas del mundo, específicamente a los campamentos de refugiados en el oriente del Congo y pueblos cercanos, para capturar imágenes de amor y del optimista espíritu congoleño en un país azotado por la violencia y la vida cotidiana llena de pérdidas y trastornos.

Su objetivo era el de crear una conexión entre el Congo y el mundo, y promover la comprensión de este conflicto. Por esta razón las imágenes no son las de brutalidad y sufrimiento, sino expresiones de amor, de la amabilidad mostrada por las familias, el amor de madre y retratos familiares. Se trata de hacer accesibles a las personas entre sí.

Rankin comentó que esta experiencia lo hizo sentir muy insignificante ante el mundo e incluso desafío sus expectativas de positividad: "Conocer a la gente del Congo y especialmente a sus niños, me jalo a la realidad, definitivamente me sentí muy insignificante… Uno de los muchachos se acercó y me dijo que le encantaba la foto que le había tomado y que la iba a usar para su ataúd cuando muriera, el muchacho me dijo: “esta es la foto que voy a usar para demostrar quién era yo”, y sabes ... es la cosa más impresionante que alguien me ha dicho sobre una fotografía”.

Rankin y su equipo también impartieron talleres de fotografía para la comunidad local, distribuyeron cámaras y enseñaron a casi un centenar de personas a tomar sus propias imágenes. Las imágenes tomadas por la comunidad son una parte importante de la exposición junto con el trabajo del fotógrafo.

En el pueblo de Sange (en el este de la RDC) la población se ha duplicado como resultado de la reanudación de los combates, Oxfam ha ampliado su programa para proporcionar agua limpia y saneamiento adecuado a los nuevos desplazados. También buscan con este trabajo fotográfico hacer un llamado para recaudar fondos en pro de esta labor.

La exposición esta vigente hasta el 11 de Abril y todas las fotos serán recopiladas en un libro titulado "We Are Congo", que se podra conseguir en tiendas seleccionadas de Oxfam y vía online http://www.oxfam.org.uk/ Los fondos recaudados por el libro se destinarán al trabajo de Oxfam en el Congo. El libro cuesta £ 20.

Para ver todas las fotos puedes ir al album de nuestra fanpage en facebook: Mujeres del Congo

Ver también:
Fotoreportaje "Mujeres Valientes de una Guerra"
Richard Mosse fotografía en infrarrojo la guerra del Congo
"The Boston Globe” publicó imagenes recientes del Congo


jueves, 25 de febrero de 2010

Congo es el lugar donde más violaciones se produce en todo el mundo

sobreviviente con sus hijos
Las cifras de violaciones y mujeres muertas son estremecedoras, pero voy a empezar recordando algo: Las violaciones en el Congo no son violaciones al estilo “clásico” de una guerra, NO! La violación de una mujer congoleña no consiste en el desahogo de un soldado sino que se hace con la intención de destruirla. Se les introducen objetos punzantes, cortantes, arena, productos tóxicos y las agresiones se realizan con la intención de destruir sus órganos reproductores y a su vez acabar también con su propia identidad... Constituye toda una estrategia de destrucción. La mujer paso a ser un campo de batalla y es utilizada como un arma de guerra para expulsar al pueblo.

Es muy cierto que en la lengua materna del Congo no existe una palabra determinada para designar la “violación”, sin embargo las cifras no se han hecho esperar, y se sabe que como consecuencia de la guerra, en Congo hay un 66% de mujeres con secuelas físicas y psíquicas, y medio millón de mujeres violadas.

La organización Médicos Sin Fronteras tiene apróx. 1.500 personas trabajando en el terreno, y han informado que más de 6.000 mujeres, adolescentes y niños han sido atendidos en un año por abusos sexuales, cifra que "no se registra en ningún otro lugar del planeta", según palabras de Banu Altunbas, jefa de misión en el este de la RDC. Sin embargo han advertido que la verdadera cifra es aún mayor, debido a la "inaccesibilidad de muchas zonas" de la región, en el este del país y a que la violación sigue siendo tabú y muchas temen denunciar la agresión, pues saben que puede conllevar que el marido las abandone y que la sociedad las repudie.

El último estudio realizado (2010) a nivel mundial por la Universidad del Rey Juan Carlos (Madrid) para determinar la tasa de mortalidad de mujeres que mueren por complicaciones durante el embarazo o el parto, se informo que de medio millón que mueren cada año en el mundo, la mitad de esta cifra son mujeres africanas, especialmente del Congo y Nigeria. Entre el 11 y 17 % de las muertes maternas ocurren durante el mismo parto y entre un 50 y 71 % durante el periodo del postparto. Las principales causas son: hemorragias (34% de las cuales un 13% en los países ricos), infecciones (10%) e hipertensión (9%).

El estudio reflejó la necesidad de hacer un mayor esfuerzo para fortalecer el sistema sanitario y enfocarlo más hacia el parto, el postparto y cuidado obstétrico, sin olvidar los factores económicos y educativos. Pero mas allá de eso, en el Congo llegar a tiempo a uno de los hospitales más cercanos es una travesía, ya que existen muchas zonas prácticamente aisladas y hay que caminar muchísimos kilómetros para llegar a ellos, y en las condiciones físicas en que se encuentra cualquiera de estas mujeres es probable que lleguen tarde...

viernes, 5 de febrero de 2010

Una mujer Congoleña recibió el premio Internacional Libertad de Prensa 2010

Apenas tenía 15 años cuando Caddy Adzuba tuvo que enfrentarse de cerca a la guerra. De la noche a la mañana, su vida cambió "De golpe, empecé a ver la muerte en la calle, cadáveres y mucho sufrimiento". Han pasado 13 años y en la República Democrática del Congo continúa el conflicto. En total, cuatro millones de muertos, 400.000 menores de 15 años reclutados por grupos armados y 500.000 mujeres violadas. Ellas son las principales víctimas y por ellas lucha Adzuba, hasta tal punto que decidió estudiar Derecho para defenderlas.
Además de haber terminado su carrera, empezó a actuar de inmediato y lo hizo a través del periodismo, desde donde no ha parado de denunciar esta guerra, incluso a costa de su propia seguridad ya que ha sido amenazada en varias ocasiones, "Es intolerable ver cómo sufren las mujeres y las niñas, y que nadie lo denuncie ni actúe", lamenta.

En reconocimiento a su compromiso, esta congoleña recibió el Premio Internacional Libertad de Prensa 2010, que otorga la Cátedra Unesco de Comunicación de la Universidad de Málaga para reconocer la labor de periodistas en defensa de la libertad de expresión, especialmente en aquellos lugares donde su labor está castigada.

Pese a los reconocimientos, ella no tenía -hasta ahora- conciencia de estar desarrollando un trabajo especial, para ella era algo natural, una necesidad y no entiende cómo el mundo no mueve un dedo ante una guerra que busca inutilizar a la mujer: "Me sorprende por qué los medios no se interesan por un conflicto tan grave. Estoy segura de que si se conociera mejor, se podría llegar a una solución", asegura la periodista, que a pesar de sus 28 años, afirma sentirse como una mujer de 50 años por las veces que ha sido testigo de atrocidades terribles "tengo la impresión de haber vivido el doble".
Explica que en "un Congo en guerra" la violencia sexual es muy agresiva: "No se producen violaciones normales, no se limitan a la penetración, sino que también se le introducen a la mujer en la vagina elementos cortantes como cuchillos, productos tóxicos o botellas de plástico calientes para destruir su capacidad de reproducción y convertirla en una persona inútil", explica Adzuba, que ha visitado las zonas en conflicto para conocer a las víctimas.
A su juicio, la violencia contra la mujer en el Congo se utiliza como un arma de destrucción masiva, a pesar de que en los textos jurídicos a nivel mundial la protegen en situaciones de guerra. Pero además deben demostrar mucho más que el hombre: "Mi problema es que no sólo soy periodista, sino también mujer".

Ella tiene su 'atalaya' en Radio Okapi, desde donde ha sacado a la luz los horrores de la guerra, teniendo que enfrentarse a abusos, acosos y la perdida de tres compañeros que fueron asesinados después de que mediaran con el Gobierno para que se reconociera su labor, una entrega heroica por la causa de la libertad de prensa, que antepone a su seguridad y a su vida.